ULTIMO DÍA EN ALGARVE: De Lagos a nuestra Sra de Rocha, pasando por los 3 Hermanos.

Esta zona de playa se me parecía mucho a la playa de El Rompido con su espectacular puesta de sol.

El último día que pasamos en el Algarve decidimos terminar de ver un par de playas que nos faltaban en Lagos e incluso visitar la Punta de la Piedade. Sin embargo viendo la cantidad de gente que había en las playas y que las niñas se habían levantado un poco con la “pierna torcida”, decidimos ver las playas tranquilamente para no agobiarlas.

algarve II-029La playa Doña Ana es de las mas grandes que hemos vistos en Lagos. el acceso a la misma está presidido por un enorme Hotel que está abandonado que la  verdad es que da un una impresión algo extraña. Pero pensándolo bien esto mismo puede pasar aquí en Huelva con los hoteles de la Antilla que están abandonados. Ahora, no en ruinas, pero como no consigan reabrirse pronto ya veremos como terminan.

algarve II-030La playa está dividida en dos zonas y en la parte central existe un Mirador que nos permite observar al mismo tiempo ambos lados de la playa.

Después de meditar si arriesgarnos a visitar la Punta de la Piedade o de ir caminando dirección a Huelva, decidimos esto ultimo. La ultima vez que visitamos el Algarve hace un par de años estuvimos buscando sin suerte la Playa de los Tres Hermanos situada entre Alvor y Portimao.

El acceso está bastante escondido. Además parece que se encuentra el acceso directo por una urbanización semiprivada que tiene unas calles super estrechas y llena de coches en verano.

Esta vez y gracias al Google maps decidí buscar aparcamientos en los aledaños del Hotel Pestana y desde ahí andando acceder a la playa. Pero incluso por ahí el acceso se hacía por una calleja bastante escondida. Pero sin embargo merece la pena.

algarve II-032

La playa son un conjunto de calas de mediano tamaño que se comunican entre si por las diferentes zonas de piedras.

algarve II-033

Esta playa debe su nombre a las tres formaciones rocosas principales que se van sucediendo una tras otra. Es una playa bastante protegida del viento por los grandes bloques de piedras que aportan una zona de sombra natural, que se agradece bastante.

algarve II-031

Hacia poniente existe zonas de playas mas extensa con buenos arenales y hacia levante pequeñas calas que se pueden visitar a pie desde la orilla con la marea baja.

Como se acercaba la hora de comer, decidimos de subir a un “chiringuito” que estaba en la misma playa, antes de que se llenara. El sitio parecía de lejos muy bonito.

algarve II-034

Y cuando nos acercamos y subimos nos pareció espectacular: Restaurante Caniço

Dividido en tres plantas, la planta baja alberga los aseos, que son los únicos de toda la playa y seguramente sea su mayor “inconveniente”. La primera planta es una zona reservada a Bar donde a parte de beber puedes degustar bocadillos y sándwiches, etc y la segunda planta reservada al Restaurante. Nosotros que nos habíamos ahorrado la cena del día anterior decidimos subir arriba del todo y gozar de las vistas y de la gastronomía algarvense.

algarve II-036Las vista eran espectaculares, igual que la comida. Quizás el sitio más caro donde hemos comido en mucho tiempo, pero merecía la pena y la verdad es que no nos privamos de nada, incluyendo primeros, segundos y unos magníficos postres a base de dulces del algarve: mucha almendra, higos y algarrobas.

algarve II-038El restaurante totalmente encastrado en la piedra, fue una de las mejores visitas que realizamos, muy bien atendido e incluso las niñas disfrutaron como nunca.

Después de comer decimos bajar un rato a la playa, darnos un bañito y aprovechar que la temperatura era muy agradable para hacer la sobre mesa.

Era el momento de irnos, pero viendo que las niñas estaban muy animadas y no parecía que el cansancio les hubiera hecho mella y después de mirar en el GPS pusimos rumbo ya como ultima visita a la Playa de Nuestra Sra. de Rocha. (no confundir con la playa de Rocha en Portimao)

Alli se encuentra encaramado a un macizo rocoso que divide la playa, una pequeña ermita.

algarve II-039

En esta pequeña ermita se puede ver a través de unas puertas de cristal, su pequeño altar con toda la imaginería pertinente. Una vez alli, estaban preparando una “sencilla” boda de estilo de las películas americanas, con unas impresionantes vistas al océano esmeralda.

algarve II-040No me hubiera importado coincidir con la celebración ya que llevaban todos los peregiles. Sus músicos e incluso una pareja de fotógrafos anglosajoes ataviados con esos arneses que te permiten llevar colgados al menos un par de cámaras. Estos se veían claramente que llevaban un Copito y un 24-70, más que suficente para abordar con garantía cualquier boda.

algarve II-041Pero empezó a picarnos la caló mas que la curiosidad y siendo ya más bien tarde y quedándonos aun un buen camino para llegar a casa nos dispusimos rumbo a la misma.

Y con este capítulo acabo mi recorrido de dos días y medio por el Algarve…acompañado de mis princesas.

150 MINUTOS EN MARINHA

Bueno, pues prácticamente un mes después, cumplo la promesa que le hice a mis chicas de llevarlas a aquellos sitios que me sirvieron de escenario para mi sesión de fotografía nocturna en el Algarve portugués.

_MG_7823-Editar2Esta vez, como no podía ser de otra forma, la visita se realizó a plena luz del día. De un día de agosto, pero que parecía más bien de octubre, ya que aunque la temperatura ambiental era alta, nos sorprendió unos nubarrones, que aunque quizás a alguno les fastidió, a mi me vino fenomenal por la fotos.

02El día que hicimos las fotos nocturnas, apenas había un par de coches en el aparcamiento, sin embargo ese día, no solo éste estaba lleno, si no que además todas las zonas aledañas. Sin embargo encontrándonos un poco por los terraplenes de alrededor pudimos dejar el coche sin más problema.

Les comenté a mis niñas que antes de bajar a la playa deberíamos recorrer el sendero que va perfilando los acantilados para obtener una impresión general de toda esa parte de la costa. Y así lo hicimos.

01Cogimos por un lugar diferente por el que me había guiado mi amigo Antonio Ruiz del blog www.naturalezayviajes.com ya que en aquella ocasión teníamos planteados llegar a un mirador concreto.

Esta vez, sin prisas y con luz de día, pudimos recorrer cada uno de los diferentes puntos interesantes de este sendero.

03

En la playa se veía muchos bañistas, pero tampoco tanto como parecía indicar el numero de coches del aparcamiento.

A mi familia le sorprendía las diferentes formaciones costeras y el maravilloso color verde turquesa del océano.

04Les comenté la posibilidad de subir a algún barco, de los muchos que ofrecen servicios de visita a las diferentes calas, playas y acantilados de la zona, pero desistimos del tema rápidamente, ya que no queríamos arriesgarnos a que alguna de las niñas sufriera algún mareo…ninguna de las tres.

Pudimos observar también, una multitud de “surfpadelistas”, que se acercaban desde la orilla a los diferentes elementos costeros. La verdad que era muy curioso verlos en formación unos de tras de otros como patitos en un lago. Si ampliáis la foto de abajo podréis observarlos perfectamente.

05 Justo cuando llegamos al mirador donde habíamos hecho las fotos de la sesión nocturna, comenzó a llover con poca intensidad, pero con la suficiente para tener que guardar las cámaras. Me dio mucho coraje porque quería haber realizado una foto superpanorámica, una foto caso gigapixel, que aunque no llevaba trípode, tengo las suficiente destreza técnica para que no me quede del todo mal (y si sale mal con no publicarla, suficiente). Nos acurrucamos los cuatro un rato, comentando la posibilidad de salir corriendo o esperar un ratillo a ver si escampaba. La respuesta nos las dio el cielo, porque antes de habernos decidido dejo de llover prácticamente.

En ese instante aproveche para hacer la foto, lo que pasa que ya no me fiaba, porque aun de vez en cuando caían algunas gotas y no era cuestión de mojar el equipo o que una gota de agua en la lente te fastidie una panorámica, repitiendose una y otra vez en cada fotograma.

Así, sin pensarlo dos veces realicé esta panorámica de toda la playa de Marinha:

06No es exactamente la foto que tenía en mente, pero si muy aproximada. Gracias al cielo, ninguna gota de agua arruino la toma.

De vuelta al aparcamiento, decidimos que era hora de ver la costa desde la playa. Además mis acompañantes iban todas equipadas con sus bikinis y si ellas tocan playa, casi seguro que terminan en el agua…y calor hacia, aunque estuviera aun chispeando.

07La bajada a la playa me permitió tomar esta foto a la gaviota con el velero de fondo. El dominio de la técnica te permite sacar en foco elementos tan alejados entre si…jajaja

08El camino que lleva hasta la playa es magnifico, y ofrece unas perspectivas muy interesantes de la misma.

Creo que uno va evolucionando como fotógrafo. Al principio de mi “carrera” como fotógrafo, evitaba siempre sacar a la gente en mis fotos de paisaje, incluso me cabreaba ir a los sitios que hubiese gente. Creo que por culpa de eso he perdido muchas y buenas fotos en lugares a los que quizás no volveré. Ahora veo y entiendo que el elemento humano forma parte del paisaje y lo complementa. Siempre y cuando no sea un agobio. Además ya la gente no te mira con ojos raros cuando te ve apuntándolos con un cañón de “fotones”, están acostumbrados. Ya somos tantos los fotógrafos que vamos todo el día con nuestras reflex al cuello que ya no se sorprende nadie.

081

11

Además siempre puedes aprovechar el “material humano” para mejorar alguna foto que es más insulsa:

12

O incluso ser elemento fundamental en la fotografía:

13Una vez realizadas la visita turística, mis sirenas no pudieron evitarlo y decidieron darse un bañito en la playa. La verdad es que nos sorprendimos de que la temperatura del agua era mayor de lo que pensábamos y fue un baño bastante “reparador”. Pensé, que puesto que yo no me había bañado podría haberme “repuesto” un poco en el chiringuito. Pero como el dia es muy corto y queríamos visitar otros lugares del algarve, pasé de soslayo el chiringuito, no sin antes volverme hacia la playa y retratarlo en su incomparable marco.14La vuelta, hacia arriba, costo un poco más que la bajada…ya que encima yo no me pude refrescar, ni por fuera ni por dentro, pero en fin…

Antes de llegar al aparcamiento aun me dio tiempo de sacar esta última foto de la playa:

15Una vez en todo lo alto decidimos que era hora de irnos hacia un nuevo destino, que más adelante compartiré: el Castelo do Arade en Ferragudo